Iglesia de San Andrés

La iglesia parroquia de Santa María del Alcázar y San Andrés consituye otra obra maestra de estilo plateresco en Baeza. Hasta el mediados del siglo XIX fue sede de la colegiata de Santa María del Alcázar.

El edificio data del siglo XVI. Destaca la portada sur, con su arco de entrada de medio punto y su abundante decoración de cuernos de la abundancia, candeleros y grutescos. Sobre aquél, la imagen del patrono flanqueada por escudos se encuentra protegida en un nicho. Por otra parte, destaca su torre por la crestería calada con gárgolas y flamencos.

La nave principal está formada por arcos apuntados; la techumbre es de madera (o de obra en los lugares en los que se ha deteriorado) a dos aguas. En el lado del Evangelio hay una nave menor a la que se abren la sacristía y varias capillas; el otro carece de nave lateral y en él se abre una sucesión de capillas directamente.

El retablo es posterior (data de la segunda mitad del siglo XVII); en el interior destaca, principalmente, el imponente órgano barroco. Diversos escudos pintados decoran uno de los arcos más próximos al presbiterio. A la derecha del coro podemos observar el relieve funerario que representa al obispo Don Rodrigo Fernández de Narváez. También destacan las nueve tablas góticas (segunda mitad del siglo XV), las piezas de orfebrería e imágenes como las de Santa María del Alcázar y San Andrés Apóstol, patrones de la ciudad; la mayor parte de estos elementos proceden de la colegiata de Santa María del Alcázar, más antigua.

Ubicación: calle de Cipriano Tornero