Iglesia de San Pablo

Baeza San Pablo

Panorámica de la comercial calle de San Pablo (Baeza)

Situada en la calle San Pablo -una de las arterias comerciales de la ciudad baezana-, es una construcción eminentemente gótica (su edificación data de finales del siglo XV), si bien se suceden los diferentes estilos en los elementos que la conforman.

Así, la portada es renacentista (de mediados del siglo XVII) y destaca por su sencillez. La puerta, de medio punto, se encuentra flanqueada por pilastras; sobre ella, el elemento decorativo más llamativo lo constituye una escultura de San Pablo de medio cuerpo situada en un nicho rematado por un frontón triangular.

Las tres naves del interior son góticas, con pilares y bóvedas nervadas. La central está cubierta por una bóveda con terceletes y cinco claves; mientras que las laterales, más sencillas, tienen sólo una. La bóveda de la cabecera es la más compleja, ya que tiene hasta nueve claves.

El retablo dorado es ya de estilo barroco. En este templo se conservan varias joyas de gran valor, entre las que destaca el bello «Tríptico de la Adoración», del siglo XVI; una custodia de principios del siglo XVII; dos tallas procesionales del mismo siglo, una de Jesús Nazareno y otra del Cristo de la Expiración; una imagen policromada de San José; y el órgano, barroco.

Todas las capillas son góticas, menos una de estilo renacentista, que se diferencia claramente por su arco de medio punto entre pilastras.

Ubicación: calle de San Pablo.